ALBERTO PEDRO VIVALDA AQUEL TRISTE 4 DE FEBRERO DE 1994

Historia de Millonarios Fútbol Club | MiMiLLOS HISTÓRICO

ALBERTO PEDRO VIVALDA AQUEL TRISTE 4 DE FEBRERO DE 1994

febrero 4, 2018 MILLONARIOS FC 0

 

Un dia como hoy se suicidó Alberto Pedro Vivalda quien nació el 10 de febrero de 1956 en la ciudad de Buenos Aires y llegó a Millonarios para el Torneo Finalización del año 1982, de la mano del recién contratado José Omar Pastoriza para defender el arco embajador. Vivalda se había decidido por el fútbol a la edad de 12 años al conformar un equipo de River Plateque que salió segundo detrás de San Lorenzo donde intervinieron todos los clubes de Buenos Aires.

Sus inicios como futbolista los dio como muchos otros, tratando de convertir goles, pero se dio cuenta que era un desastre por lo que un día tomó los guantes prestados y resulto tener capacidad debajo de los 3 palos. Desde los 13 años cosechó títulos con River Plate ya que sale campeón en las divisiones 8va, 7ma, 4ta y 3ra por lo que es promovido al equipo profesional dirigido por ese entonces por Ángel Labruna para salir campeón en 1975, su debut lo hizo contra Atlanta remplazando a Ubaldo Matildo Fillol perdiendo 0-1, corría el minuto 17 del segundo tiempo y Labruna se giró y le dijó: “Prepárese pibe que entra por Fillol”.

Se movía entre mitos y esas palabras retumbaron en su cabeza mientras se armaba de valor para ocupar la portería de River Plate. Aquel 30 de julio de 1975, Alberto Pedro Vivalda debutaba en el profesionalismo; en ese mismo año es convocado a la selección juvenil para disputar los Panamericanos en Ciudad de México donde consiguen la medalla
de bronce.

Juega para Chacarita Juniors las temporadas de 1976 y 1977 bajo la conducción técnica de Alfio “El Coco” Basile. Racing Club compra sus derechos en 1978 y disputa el puesto con el ídolo académico Cejas que al final termina por desvincularse del equipo de avellaneda.

Con la llegada de Vivalda a Millonarios se recobra la seguridad en el arco que estaba faltando por esos años. El equipo consigue el 2do lugar del Finalización ganando el derecho a disputar el novedoso octogonal a dos vueltas terminando 3ro detrás de América y el impresionante Deportes Tolima, además ataja su primer penal el 15 de agosto a Víctor Hugo del Río en la ciudad de Ibagué y en la ciudad de Pereira ataja 2 penaltis en una tarde de octubre que le permiten a Millonarios ser líder del torneo.

Cabe recordar el 12 de agosto donde se pierde el clásico 2-3 gracias a un regalazo de Alberto, quien sale a tres cuartos de cancha e intenta driblar a Odine y Gottardi perdiendo el balón.

Desde ese día Alberto Pedro Vivalda quedo bautizado como “El Loco”.

En 1983 vuelve Millonarios a quedar relegado al 3er lugar bajo la conducción de Juan Martín Mujica pero llega 1984 para la consagración de Vivalda ya que se realiza una excelente campaña terminando subcampeones tras perder el título ante Junior en Barranquilla.

El 4 de marzo de ese año se derrota a Independiente Santa Fe por un contundente 0-5 siendo figura junto a Silvano Espínola quien convierte 2 goles. En otro clásico de ese mismo año ataja un penalti que lo llevo grabado en la mente por el resto de la vida: faltaban 3 minutos para finalizar el encuentro y Millos ganaba 1-0, Vivalda se ubicó debajo del arco sin darle la menor importancia a la situación, se acomodó su habitual gorra y espera el pito del árbitro, el jugador cardenal cobra al palo izquierdo y Vivalda se lanza y ataja, el balón queda picando cerca de la raya pero al mismo tiempo el arquero pierde su gorra, en cuestión de segundos el rival corre para cazar el rebote, Vivalda mira todo ese tiempo el balón y su gorra, no se decide que tomar primero, se acerca el delantero velozmente y Vivalda recoge primero su gorra, se la acomoda y luego si toma el balón… Ídolo para los hinchas de Millonarios y una canallada para los cardenales.

La última temporada de Vivalda en el equipo embajador fue la de 1985 donde disputa la Copa Libertadores quedando eliminados en primera ronda y consiguiendo nuevamente el 3er lugar del torneo. En Millonarios jugó aproximadamente 225 partidos recibiendo 127 goles, además logro un invicto de 586 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up