EL INMENSO “BÚFALO” FUNES

Hoy se cumple 26 años de la partida del gran Juan Gilberto Funes; incansable y valiente luchador que supo rociar las canchas con sudor,profesionalismo, respeto y hasta su sangre misma supo inspirar el apasionado grito de miles de seguidores azules.

CÓMO OLVIDAR

Como olvidar el 1.984, año de llegada de nuestro célebre mito y  esos primeros tiempos que fueron difíciles con crítica sin tregua, un periodismo mezquino,amarillista y ponzoñoso. Una afición impaciente y nostálgica que lloraba la reciente partida de ídolos como Alejandro Barberon o Wilmar Cabrera. Con todo y esa guerra sin cuartel que se libraba en su contra,desde dentro y fuera del campo,logró sobreponerse a un comienzo adverso. Un primer año sin suerte y la cuota goleadora fue casi nula.

Imposible olvidar como nuestro héroe fue el artífice absoluto del sensacional gol tres mil de la historia de Millos en aquel memorable partido frente al Junior, su gran fortaleza y decisión a la hora de encarar e ir al frente, su contextura física que lo hacían un justo merecedor del remoquete” EL BÚFALO” con el cual era conocido en todas las canchas donde jugaba y en todos los corazones que seducía. El ” Nano Prince” con sus 1,92 de estatura comentaba que con Funes era mejor ser del mismo equipo en el entrenamiento porque al enfrentarlo era demasiado el respeto que inspiraba y aparte se corría gran riesgo al chocar.

Como olvidar ese comienzo de temporada en 1.985 donde demostró su verdadera casta y aguante, con todo su coraje,su sed de revancha, su búsqueda incansable e incesante en busca del triunfo y la gloria. Se masticó y escupió toda la adversidad de la temporada pasada y entro en la cancha con el objetivo de romperla toda y lograr ser lo que a la postre conseguiría.

NUESTRA LEYENDA

Esa temporada fue brillante y alucinante; es imposible describir el ángel y el duende que tuvo, lo cierto es que nos embrujó a todos y ante propios y extraños, detractores y admiradores, entre los cuales no me incluyo…porque antes de ser admirador soy un discípulo que quedo hipnotizado y atrapado en el tiempo ante la magnitud de sus proezas y sus obras de arte,y si el fútbol no alcanza a ser poesía,por lo menos si se que Funes,con sus pinceladas y su enorme corazón, amo y respeto el sagrado césped de la calle 57 y sus ilustres visitantes.

Esa temporada, nuestra leyenda mantuvo un cerrado duelo,cabeza a cabeza con ese gran jugador que fue”El Negro” Miguel Osvaldo Gonzales. De principio a fin lucharon como en el soberbio y sublime tango     ” Mano a Mano”. Quedara en la historia que hasta la última fecha del campeonato “el negro” pudo arrebatarle el botín de oro a nuestro sagrado mito.

Como olvidar en ese año los goles que nuestro ilustre,inolvidable y legendario personaje le marcó en nuestra cancha a los amargos del Guaraní paraguayo,pero en este mundo hermoso y desolado nada es para siempre y a la temporada siguiente tuvo que partir al River Plate de su país,dejando un gran vacío en la hinchada millonaria. No olvidaré  las grandiosas hazañas que siguió sembrando en el club de la banda roja,cuando toda la hinchada azul celebro como propios los goles que nuestro adorado “bufalo” le convirtió en la final de la copa a un equipo caleño y dejo masticando bronca y llorando su dolor a unos frustrados y perdedores diablos rojos.

Después de tanta poesía derramada por los campos sudamericanos,partió para Europa,concretamente para el Olimpiakus de Grecia seduciendo con su arte. Después, regresó a su país embriagado de tanta gloria y tantos triunfos conquistados…. hasta que un dia tirano y maligno,la muerte envidiosa y lujuriosa nos lo arrebató para siempre de los campos de futbol. Los galenos que tuvieron el honor de estar junto a él en los últimos días,dictaminaron que fue una enfermedad cardiaca,tenia muy grande el corazon. Cuánta razón…un ser con un corazon y un sentimiento tan grande no tiene cabida en este mundo decadente.

Muy pocos saben que el origen de las dos grandes barras de Millos provienen de la triste partida del gran Funes,en el año 92 luego de su triste partida,en el mes de abril un grupo de fervorosos simpatizantes crearían una barra con el nombre de “Barra del Bufalo” la cual con el tiempo fue la semilla de unos jóvenes a crear la primer Blue Rain……el Búfalo es el padre de la Blue Rain y el abuelo del Comando.

Escribiendo estas líneas me  emociono de nuevo y en cada letra  lo veo una vez más imponente,  destructor e implacable de defensas adversarias. Escribir sobre él es volver a estar ahí con mis ojos de niño desorbitados ante tanta grandeza.

Estoy seguro que el cielo y la eternidad, como a todos los valientes, le pertenecen en este momento,así como alguna vez le pertenecieron los arcos enemigos de todos sus rivales a los cuales enfrentó…..tienen razón este mundo es muy diminuto ante alguien tan inmenso e infinito como el gran Búfalo.