Home > NOTICIAS > MILLOS VS UNIÓN: USADOS PARA OCULTAR LA REALIDAD

MILLOS VS UNIÓN: USADOS PARA OCULTAR LA REALIDAD

El 6 de noviembre de 1985, será recordado por los colombianos como uno de los días más tristes y oscuros en la historia reciente de nuestro país. El M-19 se tomaba las instalaciones del palacio de justicia ubicado en pleno corazón del centro de la capital del país.

La toma que comenzó hacía el medio día, puso contra las cuerdas al gobierno del entonces presidente Belisario Betancur. El mandatario colombiano hacía todo lo posible por mantener su autoridad y su prestigio. El presidente pasaba las horas impartiendo ordenes a sus altos mandos militares y gabinete de gobierno.

Con el paso de las horas la tensión aumentaba y ni los militares a cargo de la operación, ni el gobierno nacional podían retomar el control del palacio de justicia. Allí también funcionaban el Consejo de Estado y la Corte Suprema. Magistrados, abogados, empleados y visitantes al palacio estaban en medio de una confrontación a fuego y sangre.

NOCHE DE FÚTBOL

Ese mismo día, iniciaba el octogonal final del fútbol profesional colombiano. Millonarios sería local ante el Unión Magdalena. Los embajadores contaban con jugadores de la talla de Norberto Peluffo, Alberto Pedro Vivalda, Cerveleón Cuesta, entre otros.

El partido programado para las 8:30pm de aquel 6 de noviembre inició bajo una tensa calma. Pocos fueron los asistentes a aquel compromiso, aproximadamente10.000 personas se acercaron al Nemesio Camacho El Campín aquella noche.

Los esfuerzos del gobierno nacional y de la ministra de comunicaciones Noemí Sanín por distraer y ocultar lo que realmente estaba pasando en el centro de la capital, fueron ineficientes. La atención del país estaba puesta en lo que sucedía en el palacio de justicia.

En un afán desenfrenado por ocultar la realidad la ministra Sanín ordeno la transmisión del juego Millonarios vs Unión Magdalena por televisión. La medida era completamente extraña y atípica para la época; la orden de la ministra cogió por sorpresa a los jugadores y cuerpo técnico de las dos instituciones.

La gente que en sus casas esperaba la transmisión del noticiero de la noche para enterarse a profundidad de lo que sucedía con la toma del M-19 al palacio de justicia; se encontró con la transmisión de un partido de fútbol. Millos derrotó aquella noche 2-0 al Unión y empezaba con paso firme el camino.

Norberto Peluffo fue consultado alguna vez por el equipo periodístico del programa En La Jugada de RCN, y manifestó: “Dentro del mismo partido había angustia. Uno no podía pensar que lo que estaba pasando podía llegar al estadio, no había por donde. Pero sí sabíamos de algo muy grave que estaba sucediendo y que nos tocaba jugar sin saber que estaba pasando. Era entrar una cancha de juego y no saber que pasaba en el Palacio, en Bogotá “. 

El fútbol colombiano fue utilizado una vez más como el medio más eficiente para aplacar un poco los ánimos. La misión era  mantener lejos de la información real a los ciudadanos colombianos.

Por: Jeisson Cárdenas Gaitán – @JeissoncardG