Home > NOTICIAS > EL DÍA QUE EL TEMBLOR SACUDIÓ A SANTA MARTA

EL DÍA QUE EL TEMBLOR SACUDIÓ A SANTA MARTA

Luego de 14 años, Millonarios visitará a Unión Magdalena en la ciudad de Santa Marta, esta vez no será en el tradicional estadio Eduardo Santos, pues ahora la casa del conjunto bananero es el estadio Sierra Nevada.

El Eduardo Santos, fue el escenario donde Millonarios consiguió su última victoria ante Unión en la capital del departamento del Magdalena. Aquella victoria tuvo como figura a un joven que debía cumplir con la famosa norma sub-20 instaurada en nuestro país; con la supuesta intención de darle minutos a los jugadores de la categoría, para que llegarán con experiencia a los procesos de selección Colombia.

Norberto Peluffo el entrenador de Millonarios, decidió que aquella tarde, Wilberto Valencia fuera el jugador encargado de cumplir la discutida norma, instaurada por la Dimayor.

Millonarios sumergido en una terrible crisis económica iniciaba su trasegar en la temporada del año 2003. El 2 de febrero visitaba a Unión en el ya mencionado estadio samario. Peluffo hacía su debut oficial como timonel azul; mientras que Valencia debutaba como jugador profesional en el fútbol colombiano.

Ante la sorpresa de propios y extraños Wilberto jugó como todo un experimentado. Con tranquilidad y mucha movilidad logró vencer en dos ocasiones al portero samario. El primer gol de Valencia como profesional, fue también el primero de aquel campeonato del año 2003, en donde Millonarios clasificó a los cuadrangulares finales, ocupando la segunda casilla del todos contra todos, detrás del Once Caldas.

Valencia fue perdiendo protagonismo poco a poco, aquella tarde inspirada en la ciudad de Santa Marta, no fue lo suficientemente contundente y lejos de consolidarlo, lo fue alejando de las canchas. Reynaldo Rueda, para entonces técnico de la selección sub-20 lo tuvo en cuenta para uno de sus microciclos de preparación, pero Wilberto no logró afianzarse.

Su corto paso por el fútbol colombiano, dejó un grato recuerdo para los hinchas azules aquella tarde en el viejo y olvidado Eduardo Santos. Wilberto Valencia, conocido como ¨temblor”, por su particular forma de celebrar las anotaciones (una especie de ataque de epilepsia o descarga eléctrica) alegró la tarde de muchos aquel 2 de febrero de 2003. Los comentaristas radiales de la época, lo describían como el nuevo tanque en el ataque embajador.

Valencia nunca pudo consolidarse como profesional y terminó llevando a cabo diferentes actividades, entre ellas la de ayudante de construcción. El temblor dejó huella a su paso por la ciudad de Santa Marta, hace 16 años atrás.

VÍDEO NOTICIAS UNO AÑO 2008