Y es que fue una noche soñada para la familia azul. Con una fría y hermosa típica tarde capitalina, más de 20.000 corazones embajadores acompañando el esperado debut y un equipo lleno de ilusiones, Millonarios saltó a la grama del Campín después de tres meses de sequía.
Mucha era la expectativa de los refuerzos y sin duda alguna, estrenaron la camiseta como era esperado. Ahora bien, ver a Insua vestido de azul y con un nivel deportivo digno de su jerarquía, lleno de emoción a más de un hincha azul, pero además ver la gloriosa hinchada de Millonarios también lleno de alegría el corazón del “Pocho” que no ocultó su emoción y afirmó:   
“Sorprendido. Estoy feliz con la gente de Millonarios, vengo de otro país y la gente es de la misma manera y siempre están alentando, ojalá siempre sea así”. Insua
Aunque sólo se ha jugado una fecha, ver al equipo unido y con ganas de triunfo da una sensación de tranquilidad. Federico Insua también habló al respecto:  
“Los cambios entraron con ganas. El equipo mostró mucho funcionamiento, obvio, hay mucho por mejorar”.
Desafortunadamente, Millonarios ha debido aplazar dos de los tres compromisos confirmados por Liga Aguila. Así las cosas, el próximo partido del embajador se realizará el próximo fin de semana contra el Cúcuta en el Campín.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 2 =