A Millonarios aún le cuesta dificultad ganar de visitante y eso se refleja en las estadísticas. Sólo una victoria y un empate ha sacado el equipo azul fuera del Campín y la premisa de Lunari aún no se cumple pues definitivamente el cuadro embajador aún “no tiene los pantalones de ganar fuera de casa”.
Uniautónoma dejó al descubierto los constantes errores del equipo azul, el más grave, una defensa totalmente fracturada que no logra consolidarse con el paso del tiempo. Si bien, en los primeros 45,  Millonarios tuvo el manejo del balón y de hecho varias opciones de gol, los delanteros no lograron anotar. Teniendo un juego tan ofensivo, como el planteado por Millonarios, el cuadro albiazul debía buscar indiscutiblemente el gol en los primeros minutos y mantener una defensa sólida que no dejará pasar el balón al arco rival. Ninguno de los dos puntos se cumplió pues no se logró el gol azul pero en cambio la débil defensa no impidió las dos anotaciones de Uniautónoma.    
Dos “Delfines” le hicieron la vida de cuadritos al embajador. El arquero argentino Sebastián López estuvo siempre listo y preciso en las pelotas de peligro y tapó opciones de gol clarísimas, mientras que Leonel García con sus rápidas salidas, impecable marca y capacidad goleadora complicó notablemente, hasta su salida, al equipo azul.  
Aún queda camino por andar y este miércoles a las 3:30 pm, Millonarios oficiará una vez más de visitante, en el Guillermo Plazas Alcid contra el Huila. Partido que tiene sus dificultades pues el horario no juega a favor del equipo azul, la gramilla tiene sus complicaciones y el equipo rival ha tenido una buena campaña. Millos tiene la obligación de preparar muy bien el planteamiento táctico y acondicionar de manera especial a los jugadores para el juego pues el clima va a ser un factor en contra del onceno capitalino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =