Y es que la presencia de Javier Torrente ayer en la zona mixta del Campín empezó a generar inquietudes. El DT de Once Caldas está suspendido por la Comisión de disciplina y castigo de la Dimayor por agresión al cuarto juez lo que le costó mes y medio de ausencia en el banco caldense.
Es un hecho que Torrente se encontraba en la zona mixta y según el art. 32 del código disciplinario único de la federación colombiana de fútbol, quien se encuentre suspendido no debe acercarse a los camerinos:
“Artículo 32. Prohibición de acceso a los vestuarios y de ocupar el banco de sustitutos. La prohibición de acceso a los vestuarios y de ocupar el banco de sustitutos priva del derecho a entrar en aquellos, así como de situarse en las inmediaciones del terreno de juego y, en especial, de ocupar un lugar en el banco de sustitutos”.
Ahora bien, según algunos conocedores del tema media hora antes del compromiso y media hora después del mismo, el profesional suspendido puede estar en estos espacios,  pero el reglamento NO otorga de manera oficial dicho tiempo.
En este momento Millonarios estudia la posibilidad de formalizar una demanda justificada en los hechos anteriormente descritos pues el imcumplimiento del reglamento otorgaría los tres puntos al equipos azul.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =