No fue la noche de Millonarios FC. A pesar de que Envigado era el más “ganable” de los compromisos que el equipo azul le queda por enfrentar de la fase regular, no sumo , no ganó no jugó, no se encontró en la cancha.
En los primeros 45 con Omar Vásquez en lugar de Otálvaro se crearon interesantes asociaciones con Insúa y Silva que resultaron en posibilidades pero no en concreciones de gol. Desafortunadamente esta vez no resultó el poder goleador de Agudelo y si se sintió el vacío ofensivo de jugadores como Núñez y hasta el mismo Rangel.   
Envigado logró lo impensable. Silenció el Campín por unos minutos  y es que nadie creía que el cuadro naranja pudiera complicar al cuadro embajador. remates constantes de vez en vez ponían en aprietos a Nico Vikonis que una y otra vez le  “salvaba la patria” a Millonarios.
Para el tiempo complementario Israel movió fichas del banco. Saco a Vásquez buscando un nueve de área y entró Sergio “tiburón” Romero que no propuso nada en el campo. Mayer Candelo y Rafael Robayo también ingresaron pero tampoco marcaron diferencia.
La victoria de Patriotas frente a Cali en el estadio “La Independencia” ayuda a Millonarios y pese a que sólo se logra un punto en el Campín lo deja con vida en la octava posición con 25 puntos. Jugará dos fechas en Medellín frente a los dos equipos paisas donde mínimo tendrá que sumar 4 puntos de seis para venir a rematar y buscar una victoria frente a su rival de patio, Independiente santa Fe.     
Cabe anotar que la celebración del gol 5000 queda aplazada y a pesar de la expectativa porque el suceso fuera en el Campín será la capital de la montaña la que presencie dicho evento en la historia del FPC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =