Bastante polémica se ha desatado a raíz de un gesto del DT Rubén Israel hacia la tribuna occidental una vez finalizó el partido frente a Tolima. A pesar de la victoria,  la afición albiazul  no está del todo conforme con la manera como se desenvuelve el equipo en la cancha y cientos de hinchas que se ubican en dicha tribuna se lo hicieron saber al estratega uruguayo. Cuando Rafael Robayo anotó el gol del triunfo, parte de la celebración de Israel fue el polémico gesto que muchos interpretaron como un desafío a la hinchada. Minutos después el DT azul aclaró lo sucedido:
“En primer lugar no hay persona que respete más a su hinchada que yo. Nosotros los uruguayos cuando hacemos un gol en el último minuto lo festejamos con la tribuna y no decimos:  Hola muchachos ganamos. Cuando estamos felices decimos lo que nos sale, eso fue un grito de euforia, fue un grito de gol con la hinchada pero si la hinchada lo tomo mal hay si no puedo responder por cientos de personas”.
“Si yo festejó un gol con la hinchada es justamente buscando un tributo a ellos. Tratamos de ser un equipo grande (…) para mi la hinchada es sagrada y yo lo que hice fue gritar con ellos y sí de repente vi a algunos enojados. Realmente no tengo ni he tenido en mi vida ningun problema con la hinchada. Lo único que hice fue tocarme el corazón con el escudo de Millonarios dedicandoles el triunfo. Los uruguayos decimos los que nos sale del corazón”.
Aceptó que hubo un intercambio de malas palabras entre los dos bancos pero al finalizar la rueda de prensa el mismo Israel busco al profesor Gamero, DT del tolima para pedir disculpas por lo sucedido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 16 =