Home > NOTICIAS > MILLONARIOS HOY > LOS RETOS DE ISRAEL

LOS RETOS DE ISRAEL

Millonarios marcha segundo en la tabla de posiciones pero aún no convence su juego. Si bien la defensa se ha mostrado firme, en los últimos encuentros se cometieron desconcentraciones que le han costado al equipo y la mayor preocupación radica en la no generación de opciones claras de gol. Aunque Rubén Israel ha hecho variantes, queda la sensación de que el DT de la escuadra albiazul no ha encontrado los jugadores que interpreten su estilo para que Millonarios logre trasladar el dominio en la cancha al marcador.
Salir jugando
El gol del Tolima fue un regalo de la defensa azul. Nicolás Vikonis se apresuró y no se entendió con David Valencia, debido a esto a Millonarios le tocó remar desde atrás ante una defensa que se agrupó en su terreno para mantener el resultado.
El problema es que ya en Rionegro se había presentado una jugada similar, en donde la poca pericia de los delanteros rivales hizo que ‘Los Embajadores’ no recibieran el gol en contra. Debido al buen pie de los jugadores azules, siempre es bueno salir con el balón dominado y no con una pelota dividida o un pelotazo largo a pelear el rebote. No hay que apresurarse y sí ser más preciso en la salida porque es el primer paso para ejercer el control del balón y el dominio sobre el rival, la movilidad es fundamental para desmarcar y generar espacios.
El juego aéreo
Millonarios solo ha recibido cuatro goles en los siete partidos que ha disputado. Rionegro fue el único capáz de vencer a Nicolás Vikonis en dos oportunidades, una de ellas, debido al juego aéreo; Javier López hizo prevalecer su estatura para ganarle al marcador y poner el balón lejos del alcance del portero uruguayo. Hay que mantener la concentración en defensa en cada pelota.
Lo que más preocupa es que en ataque es muy poco lo que produce Millonarios en la pelota quieta, teniendo en cuenta que los rivales acostumbran a cortar el juego del elenco albiazul con faltas sucesivas, pero los cobros son desaprovechados, porque generalmente la defensa o el arquero logran despejar.
Ante la ausencia de Michael Rangel, aprovechar la  estatura de Cristian Ovelar sería importante y si el paraguayo no está, habría que buscar variantes para poder castigar al oponente tras tanta falta que logra cortar el ritmo del elenco azul.
Laterales fundamentales
No es un secreto que Lewis Ochoa es fundamental en el esquema ofensivo de Millonarios. Cuando el lateral derecho azul está activo, el equipo encuentra un espacio donde desahogar su fútbol, porque puede llegar hasta la última línea y centrar, o encarar en el área y rematar al arco directamente. Ochoa siempre debe ser una opción para abrir la cancha con Jonathan Estrada, se han entendido bien y con el cambio de velocidad que puede generar Maxi Núñez podría ser  una alternativa para intentar llegar con peligro al arco rival, por eso su salida debe ser constante.
Por el sector izquierdo, Rubén Israel tiene para elegir entre Deiver Machado, quien ha mostrado que se complementa bien con Henry Rojas y David Macalister Silva que cada día se toma más confianza y ya lo demostró  anotando un gol desbordando por su punta. Héctor Quiñones es la otra posibilidad. El lateral ex Porto mostró que también puede ser importante en la generación de fútbol ofensivo gracias a su despliegue y porque sabe llegar hasta la última línea.
Hora de decisiones
Israel comenzó dándole su confianza a Maxi Núñez y Rangel  para que fueran los responsables del ataque. Ante la lesión del 9, Cristian Ovelar figuraba como su reemplazante natural, pero la participación en el circuito ofensivo es mínimo y cabe resaltar que el delantero paraguayo falló un penalti ante Rionegro que pudo cambiar la historia. Agudelo es otra opción, pero cuando lo envió de titular ante Alianza Petrolera ocupó los mismos espacios que Ovelar por lo que no dio resultado.
Andrés Escobar fue el centro delantero ante Tolima aunque nunca se vio cómodo ahí.  ‘Manga’ en la segunda etapa de este encuentro se tiró a la punta izquierda, donde con su diagonal hacia adentro marcó su segundo gol en la temporada y aunque le falta ganar más en el mano a mano, demostró que es una buena alternativa. Justamente ante ‘Los Pijaos’ Millonarios terminó con Maxi por derecha, Agudelo por el centro y por izquierda Escobar, lo que hizo más profundo al equipo.
Como jugar con un nueve no ha dado los resultados esperados, se abre la posibilidad de jugar con Maxi y Escobar por las puntas, que Macalister sea un falso nueve y llegue a posición de gol, no en vano, es el que más genera oportunidades llegando desde atrás, si Israel se define por un nueve, Agudelo se muestra con mayor ventaja sobre Ovelar y Rangel, porque tiene mayor despliegue y en un momento dado puede aparecer por una punta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + diez =