El Junior en condición de local continúa complicando la vida a Millonarios en Torneos cortos. En los cuartos de final-Ida de la Liga, el equipo albiazul buscó un juego ofensivo e Israel apostó por la capacidad de gol que ha mostrado Macalister Silva,  lo ubicó más cerca a “manga” Escobar, único delantero del onceno titular, para que creará y  acompañará las acciones de gol pero la estrategia no funcionó. El “cuadro tiburón” impuso las condiciones en el Metropolitano, controló el balón y aprovechó las malas entregas del cuadro embajador. Ahora bien, varias acciones de gol tuvo Junior pero Nicolás Vikonis se mostró en gran nivel y ahogaba, sin cesar, los gritos de gol de los hinchas junioristas. Millonarios lograba mantener el ceros el marcador y a pocos minutos de terminar los primeros 45,  apareció Aguirre que de cabeza pusó en ventaja a los locales.
Para el tiempo complementario, el DT azul movió el banco.El primer cambio fue con el joven lateral Steven Vega por el experimentado Lewis Ochoa. Lewis generaba mayor seguridad pero en el min. 65, una falta ocasionó un tiro libre que cobró el capitán y guardameta uruguayo Sebastián Viera y con un fuerte remate de media distancia anotó el segundo para los “tiburones”.   
El cuerpo técnico azul movió sus últimas fichas y cambio a Henry Rojas por Jonathan Agudelo y  David Macalister Silva por Jonathan Estrada. Mayor dinamismo, ataque e incluso control de balón tuvo el cuadro embajador pero el tiempo no jugó a su favor y tras el pitazo final, deberá revertir el marcador en el “Campín”. Si bien no es un resultado favorable para el equipo albiazul, existe  la esperanza de pasar a la semifinal en casa:  
“Lastimosamente no pudimos concretar. Este partido dura 180 minutos y esperamos voltearlo. Claro que nos queda un sinsabor porque siento que estábamos haciendo un partido muy bueno. El primero gol de ellos llega por un error nuestro y hay se desequilibra un poco el juego. Eso podía pasar, ahora lo importante es poder en en el Campín voltearlo. Ese el es juego; en Bogotá, con nuestra gente y a 2600 el partido va a ser distinto”. Afirmó Andrés Escobar para Win Sports luego del compromiso.  
Finalmente los jugadores de Junior saben que aún no hay nada seguro y quedan 90 minutos para definir el paso a la siguiente fase de la Liga:
“Gracias a Dios se gano un partido importantísimo, teníamos que ganarlo (…) falta un partido muy bravo, son 90 minutos muy jodidos, no hay tranquilidad ni mucho menos. Millonarios es un equipo que de local propone mucho y debemos saber pararnos con la pelota”. Manifestó Sebastián Viera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =