Foto: twitter
Y es que este partido quedará grabado en la retina de muchos hinchas albiazules. Un vaivén de  emociones que convirtieron  95 minutos de fútbol en un exámen no apto para cardíacos. El Campín una vez más vistió de azul y a pesar del resultado adverso en el Metropolitano, los aficionados del embajador hicieron saber al onceno capitalino a través del “aliento” que la ilusión estaba intacta y que claro, se tenía la esperanza de clasificar a la semifinal de la Liga Águila 2016-I.
Los primeros 45 de Millonarios FC no fueron lo esperado. Poca producción de fútbol y el pecado mayor, poca definición. Michael Rangel, el nueve azul y quien carga en sus hombros la responsabilidad de romper el arco con goles, tuvo tres oportunidades claras y en ninguna le fue posible abrir el marcador. El viejo adagio futbolero, tan simple como certero reza “quien no hace goles los ve hacer” y sin piedad alguna en el min. 28  Jorge Aguirre concretó el primero para el visitante y el tercero en la serie final. Un resultado “rompecorazones” que de a poco apagaba la ilusión de seguir en la pelea por el título.
Para el tiempo complementario, varios jugadores de Millonarios pisaron la grama con otra actitud. Sin duda el protagonista principal de la historia, Andrés “manga” Escobar que en el min 58 del juego recibió el balón tras un pase de Deiver Machado, y con el borde de su pie derecho construyó una curva impecable que termina abriendo el marcador para el cuadro embajador. Tan solo una anotación bastó para revivir la esperanza y con el empuje de miles de hinchas cantando a una sola voz, Escobar repitió la dosis de gol.  Transcurrían 71 minutos de juego cuando Rangel fue derribado en el área y el juez central Otero decretó penal a favor del albiazul. El defensa central Henao, con la garra, seguridad y jerarquía que lo caracteriza cobró y con un remate certero aseguraba, hasta ese momento la clasificación de Millonarios FC a semifinales de la Liga. Una romántica remontada en “la casa” puso a vibrar todos los corazones teñidos de azul, sin embargo a tres minutos del pitazo final, Vladimir Hernández anotó el gol lapidario para el equipo bogotano.
El clasificado a semifinales se definió con los penales. Sebastián Viera atajó los cobros de Michael Rangel y David Macalister Silva, eliminando a Millonarios FC de la Liga Águila 2016-I.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =