Después del primer juego en el 2017, ante el encopetado River Plate, el gigante embajador encaraba su segunda prueba de pretemporada contra el equipo más popular de Ecuador, el Barcelona de Guayaquil.
Con el afán de agradar a la parcialidad azul que fue a acompañarlos y a los hinchas radicados en USA, Millos con orden trato de afianzarse en este nuevo proceso con Miguel Russo.  Inicio el juego enchufado, con los resguardos necesarios e intentó hacerse pronto con el balón, no obstante, se encontró con un Barcelona que también tiene su oficio y jugadores con buen manejo del esférico.
Millos, en una jugada de costado, estuvo cerca comenzando, pero los ecuatorianos pronto replicaron con un desborde que fue fácilmente controlado por Vikonis.
Luego fue Ayron Del Valle, quien de cabeza exigió al arquero ecuatoriano, también Asprilla tuvo una incursión tímida y Rojas, con su mejor arma, la media distancia, puso en aprietos al arquero barcelones, equipo que, mediante Márquez, con un riflazo de media distancia, exigió en un dificilísimo disparo, la respuesta del uruguayo que custodia la portería de Millos.
En la segunda parte del amistoso se observó un compromiso parejo, hasta que un fuerte disparo de Rojas puso a Millos muy cerca de anotar. A los pocos minutos el azul logra hacerse a una pena máxima, el elegido fue Ayron, que decidido a iniciar su racha goleadora del 2017 puso un fuerte disparo al arco que desafortunadamente controló el guardameta ecuatoriano.
Ya cuando el partido llegaba a su final y los penaltis se daban como un hecho, llego una falta al borde del área ecuatoriana, y “carachito” Domínguez demostró que es un don de familia la buena técnica en los cobros de tiro libre pues con mucha plasticidad cacheteó virtuosa y suavemente, la bola por encima de la barrera y la incrustó en el palo de la mano izquierda de Banguera, que había sido una de las figuras del compromiso pero que en esta ocasión veía como su valla caía por primera vez.
Luego del compromiso el protagonista del gol manifestó:
“Confió mucho en mi virtud para patear y por suerte lo coloque donde era (…) Ya después que paso la barrera ya sabía que iba para adentro.
También hizo un balance del rendimiento en la Florida Cup:   
Estoy muy contento porque el equipo hizo un muy buen esfuerzo, la Florida Cup nos da una muy buena experiencia para lo que será la Copa libertadores, contentos por la invitación y representar bien a nuestro país. Con River hicimos un buen compromiso, nos faltó la puntada final. Ahora con el Barcelona, que sabemos es el último campeón de su país, sabíamos que sería un partido lindo e igual sabemos que no lo podemos encontrar en la Copa Libertadores, así que lo asumimos con esa responsabilidad y contentos porque conseguimos una victoria. Eso da alegría y ganas de trabajar.
Y finalizó demostrando su alegría por portar la camiseta azul:   
Contento por ser parte de Millonarios ahora, espero poder rendir y ser de gran ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 1 =