En los últimos minutos de juego, Millonarios FC consiguió el empate en el estadio Manuel Murillo Toro. Enredado en el ataque, poco manejo del balón y sin ritmo se vio el equipo azul, aunque durante los 90 la intensidad del Tolima exigió de forma constante la defensa y al uruguayo Nicolás Vikonis. Fue en el tiempo complementario que Angelo Rodriguez abrió el marcador a favor del local, pero David Mackalister Silva logró, con un bonito remate, rescatar un punto que deja a Millonarios en la décima posición de la tabla. Sobre el trámite del partido el DT Russo manifestó:
“El rival hizo un gran esfuerzo físico en el primer tiempo. Reaccionó por todo lado, casi que uno por uno (…) luego vemos una presión alta, dejamos mucho espacio y terminan haciéndonos gol de contragolpe que es una de las cosas que estamos trabajando, pero bueno, por cierto, pudimos remontar, no estamos como el semestre pasado que nos hacían un gol de visitante y no podíamos remontar. Ahora hay que reafirmar todo de local, buscar variantes y poner gente bien y estoy contento porque hemos hecho mucho esfuerzo en los últimos partidos que no ha tocado, ahora tenemos una semana para ponernos bien”.
Y es que palabras constantes de Russo por estos últimos días es “Desgaste físico” y “variantes”, palabras que se materializan en circunstancias que, en su cabeza, ponen en aprietos a Millonarios FC, y le complica a la hora de buscar tres puntos. De hecho, sólo una victoria a podido sumar el cuadro embajador en la Liga Águila 2017-II:   
“En algún momento nos desordenamos y pecamos en no tener mayor inteligencia y sí mucho apresuramiento. Siempre queremos más juego, volumen y entiendo su esfuerzo porque tenemos una plantilla corta (…) confió en lo que pongo. Hoy le toco descansar a De los Santos (…) Nos costó encontrar los espacios y luego cuando los teníamos, fuimos a buscar, pero cometemos los errores muy arriba. Bueno, es un equipo que de una forma u otra sabe que tiene que buscar el partido como un equipo grande y lo resuelve, el semestre pasado nos costaba mucho más. Virtud del rival y seguidilla de partidos nuestros y también la recuperación nuestra. El segundo tiempo lo estábamos manejando bien, nos llega el primer gol y nos desacomoda, pero después Millonarios sigue jugando y ya, a veces los cambios salen bien o salen mal no siempre es algo positivo”.