“EL UNICO Y PRIMER CULPABLE SOY YO”. M.RUSSO