Una de las acciones polémicas en el juego frente a Nacional fue la evidente agresión de Jhon Mosquera al lateral azul, Jair Palacios. No es la primera vez que el jugador verdolaga está en el ojo del huracán pues ya había tenido problemas con jugadores de Santa Fe y por ello se esperaba la sanción “ejemplar” por parte del comité disciplinario de la Dimayor. Hoy, en la resolución No 043 se dio a conocer el fallo:
“Jhon Mosquera, jugador inscrito con el club Atlético Nacional S.A., sancionado con setecientos treinta y siete mil setecientos cuarenta y cinco pesos ($737.745,oo) y cuatro (4) fechas de suspensión por incurrir en una vía de hecho contra un jugador en el partido disputado por la 12ª fecha de la Liga Águila II 2017 contra Azul & Blanco Azul S.A.
(…)  Analizadas las imágenes oficiales del partido, se observa que el jugador agredió con un puñetazo al jugador adversario Jair Palacios a la altura de la cara. El Comité reitera el compromiso que ostentan cada una de las personas intervinientes en el fútbol profesional y de manera puntual de los jugadores, quienes son los llamados a proteger su imagen y dar ejemplo de fair play. Así, hechos como los analizados en esta oportunidad son altamente reprochables y transgreden los principios de juego limpio que los jugadores deben observar. Por lo anterior, y teniendo en cuenta el artículo 63 literal f) del CDU de la FCF que ordena que al jugador que incurra en una vía de hecho contra un adversario se le impondrá multa de treinta (30) a cuarenta (40) salarios mínimos diarios legales y suspensión de cuatro (4) a diez (10) fechas; este Comité decide sancionar al jugador Jhon Mosquera con setecientos treinta y siete mil setecientos cuarenta y cinco pesos ($737.745,oo) y cuatro (4) fechas de suspensión por incurrir en una vía de hecho contra un jugador en el partido disputado por la 12ª fecha de la Liga Águila II 2017 contra Azul & Blanco Azul S.A. (Art. 63-F CDU)”.
Hace unas horas, Mosquera ofreció unas declaraciones a El Alargue de Caracol Radio donde manifestaba que después del compromiso hablo con Palacios, pues de hecho habían sido compañeros hace 15 años  y se había arreglado el “malentendido”, puntualizo afirmando:  
"No soy un jugador agresivo, nunca tuve la intención de agredir a Palacios … Hay críticas que te hacen daño, por eso mi mentalidad está en el equipo”.