Hace cinco años Millonarios FC recibió a Corinthians en el templo de la 57. El onceno capitalino compartía grupo de Libertadores con el equipo brasilero, Tijuana y San José de Bolivia.

 

En febrero de 2013 ya habían medido fuerzas en el estadio Pacaembú de Sao Paulo, juego que por cierto se realizó a puerta cerrada y fueron Paolo Guerrero y Alexandre Pato quienes sentenciaron la victoria para Corinthians.

 

La revancha era en el Campín. Desafortunadamente el embajador no ofrecía sus mejores presentaciones en la entonces, Copa Bridgestone Libertadores, y aún así la majestuosa salida de su hinchada infló de orgullo y amor a los once jugadores albiazules. Román Torres, Pedro Franco y Mayer Candelo son algunos de los que vivieron una experiencia con la hinchada que tal vez, nunca olvidarán. El equipo intentó, creó, hecho mano de su delantero Wason Renteria pero fue derrotado por un gol de Danilo al min 57.

 

EL GOL DE LA AFICIÓN AZUL

 

Miles de almas soñaban con extender “la Bandera más grande del mundo” y fue precisamente contra Corinthians que todo sucedió en una Copa internacional. El trabajo de meses se vio materializado en una bandera que cubría por completo el hermoso estadio Nemesio Camacho “El Campín”. Se agitaba una y otra vez con gritos de aliento y orgullo esa bandera, una bandera de Millonarios que marcaba historia y dejaba sorprendidos a espectadores de todo el mundo demostrando que somos y seremos la hinchada más gloriosa, fiel y apasionada tal vez, del mundo entero.