Home > NOTICIAS > MILLONARIOS HOY > COPA LIBERTADORES > LA HORA DEL 10 EN MILLONARIOS FC

LA HORA DEL 10 EN MILLONARIOS FC

Millonarios tiene que generar más fútbol si quiere avanzar en la Copa Libertadores.

Después de ganar la Supercopa y silenciar la otra hinchada que faltaba, cerrando así este hermoso ciclo de Millonarios, hay que meterse de lleno en el análisis del porqué no se alcanzaron los resultados en los últimos juegos, porque se viene la Copa Libertadores, y Millonarios tiene que ser protagonista, y no repetir la historia de 2013, donde se hizo un papelón al perder cinco de los seis partidos.

Medellín supo contrarrestar la presión alta de Millonarios, tocaban rápido, se apoyaban atrás y salía el pelotazo largo para ganar la espalda de nuestros defensores. Ese día Gottardi utilizó a Montoya, Mackalister, Ovelar y Del Valle, pero Montoya y Del Valle como extremos, trabajo que lo pueden hacer gracias a su sacrificio pero el azul pierde protagonismo en ataque.

Montoya y Macka son los jugadores más técnicos del equipo, ellos deben ser los encargados de tener el balón y surtir  de balones a Ovelar, que sabe jugar de pivot y definir con gran técnica como lo demostró en Medellín, y Del Valle está haciendo muy buenas diagonales para que puedan aprovechar todo su poder en su hábitat natural, el área.

Naturalmente se necesita el apoyo en ataque de los laterales, para que cuando pasen, puedan llegar hasta la última línea para enviar un pase de la muerte, un centro que termine en la cabeza de un compañero, o ellos mismos terminar la jugada, porque en los últimos juegos, Banguero y Palacios suben pero sin mayor sorpresa ni efectividad.

A remar con 10

Ante Nacional, con el regreso de Russo al banco, Montoya salió de la titular, Huérfano fue su remplazo, porque puede aportar más ida y vuelta por la franja, pero no era el partido para el canterano, quien tuvo que salir cuando Duque fue mal expulsado para que ingresara Carrillo.

En ese partido Fariñez fue la gran figura, porque al no tener al 10 natural, el balón se perdía fácilmente, y volvía la defensa a sostener el juego, tanto De los Santos como Rivas, tuvieron un buen partido despejando balones, pero de no ser por el uno, se habría perdido.

Ante rivales importantes, hay que quitarle el balón, se necesitan los jugadores más técnicos, que puedan hacer un buen pase, asegurar el esférico y no solo correr detrás del rival para interrumpir su juego. Montoya, Mackalister y Duque deben tener el balón y apropiarse mediocampo, porque si salimos desde atrás con el pelotazo, se divide el balón y el rival sí sabe qué hacer con el balón, algo para tener en cuenta en Copa donde Millonarios no puede ceder la iniciativa en casa.

Otra de las cosas que nos dejó ese juego, es que Millonarios no tiene un delantero rápido, si se iba a jugar a la contra en la segunda parte, se necesitaba un delantero de velocidad para poner en aprietos a los defensas rivales, porque ni Ovelar ni Del Valle lo son, y no se pudo aguantar el balón en ataque, convirtiendo a sus defensores en los primeros atacantes.

Otra vez el 10

Ante Cali, se volvió a modificar el esquema por la expulsión de Duque. Domínguez, Mackalister, Huérfano, Eliser Quiñones poblaron el medio campo y solo en punta quedó Del Valle. Pero  el error de Cadavid al minuto 18, desequilibró el juego con el penalti que cometió Domínguez y su expulsión. “El Caracho” debió confiar más en el buen arquero que tiene Millonarios y no dejar al equipo con 10 hombres.

Con el 1-0 abajo, el sacrificado fue de nuevo el 10, Montoya debió salir para que entrara Figueroa, y otra vez se vio a Millos con mucho amor propio, corriendo, con mucho sacrificio, pero sin ideas claras al ataque. Se llega hasta donde el rival nos deja y después no hay mayor capacidad para generar opciones de gol, por eso se luchó hasta el final pero el resultado volvió a ser adverso.

En la Copa no se puede pestañear

En la Copa están los equipos más importantes, con jugadores que saben desequilibrar un partido, por eso hay que ser muy sólidos en casa, haciendo valer la localía, pero para eso se necesita ser el protagonista, presionar desde el primer minuto, tomar el balón y saber lastimar al rival, de lo contrario, ellos esperarán tranquilos, y en una que tengan pueden poner las cosas a su favor, por eso no se pueden cometer errores.

Este Miércoles ante Corinthians Millonarios debe imponer condiciones, que ellos se preocupen por los nuestros, y no nosotros de ellos, así que deben jugar los mejores, Montoya y Ovelar fueron los refuerzos que trajeron, entonces pónganlos a jugar y que demuestren su valor, condiciones tienen, porque con solo ganas, pundonor y lucha no se gana la Copa, hay que poner le fútbol al juego.