Por la salud de mi tía Vilma! (Como dijo Russo, “todo se cura con amor!”)

Millonarios volvió a quedar campeón de un torneo oficial, esta vez, de la Superliga 2018 (torneo que corresponde a 2017, ya que se enfrentaron los dos campeones de ese año). Y levantó una copa, otra vez, ante una hinchada visitante (lo había hecho el 17 de diciembre pasado ante la parcialidad de Santa Fe, por Liga). Y ahí no para la cosa, sumó 2 títulos en 53 días, levantando su primera Superliga (el único trofeo colombiano que le faltaba). Además, alargó su invicto sin perder por partidos oficiales, llegando a 17 (15 por Liga y 2 por Superliga) y le quitó un invicto en casa a Nacional de 25 partidos sin caídas.

Esta conquista también, le permitió al embajador imponerse por primera vez en una final directa ante los verdes, ya que había caído en la Copa Merconorte 2000 y la Copa Colombia 2013 ante los antioqueños (la tercera fue la vencida!). Igualmente se quitó una paternidad, ya que en los últimos ocho enfrentamientos oficiales ante los verdes jugando en el Atanasio Girardot, los había perdido todos (la última victoria del azul en esta plaza, databa del 2 de noviembre de 2011). Y qué victoria la de anoche!

Además esta nueva copa, le da una alegría a sus hinchas, quienes en los últimos años, veían como dos de sus rivales históricos, Nacional y Santa Fe, celebraron con frecuencia títulos.

A continuación algunos datos, curiosidades y estadísticas de este título obtenido por Millonarios:
Esperemos que estos dos últimos títulos, sean el arranque de una época ganadora para Millonarios y sean un aliciente más para el director técnico Miguel Ángel Russo, queriendo todos, que se recupere rápidamente y pueda estar pronto dirigiendo al azul desde el banco.
PD. Se cumplió un sueño: ver a Millos levantar una copa ante Nacional, jugando en el Atanasio Girardot.

Por José Pérez, hincha azul.