LA PRIMERA CAÍDA AZUL

En la tercera fecha del Torneo, Millos registra su primer caída y frente a DIM, un rival que siempre ha sido un dolor de cabeza para el azul.

  • MALA ENTREGA E IMPRECISIÓN

Un equipo azul que se mostró confundido los 90 minutos de juego y fue un espectador más en el ataque constante del DIM. Mackalister fue impreciso igual que Rojas y solo hasta el segundo tiempo con el recién ingresado Ovelar se logró acercar de media distancia, aunque el tiro se fue alto.

  • CAMBIOS TARDÍOS

Russo fallo en los cambios manteniendo a un errático Mackalister y también a un displicente Ayron del Valle que no peleó una bola y camino el campo sin luchar. Fue un error sacar a un combativo Hauche y mantener al intermitente del Valle. El cambio de Salazar también es incomprensible, no obstante, el embajador no perdió solo por los cambios sino también por la forma de encarar el partido.

  • UN JUEZ INSEGURO

El partido estuvo inmerso en un clima frio, lluvioso y con varias imprecisiones arbitrales.  De hecho, las jugadas de offside y algunas faltas dejaron un manto de duda y desaprobación en la hinchada bogotana, aun así y a pesar de todo eso el elenco visitante fue un justo ganador, más por las imprecisiones de Millonarios que por mérito propio.

El árbitro de una forma grosera permitió que los jugadores visitantes jugaran con el tiempo todo el partido y las decisiones que tomaba con el línea muchas veces fueron tardías y a destiempo.

  • AUSENCIA DE UN 10

El DT argentino aún sigue creyendo que es efectivo jugar sin un diez, y aunque se salió con la suya ganando la Liga y Superliga sin un creativo, ayer nos pudimos dar cuenta de su ausencia en el sistema de juego del equipo.

El caso es que se pierde esta vez de local poniendo fin al invicto en el Campín. Russo tendrá que hacer un examen profundo y a conciencia sobre lo que se viene y encontrarle el rumbo al confundido barco albiazul.