Una nueva versión del juego entre bogotanos azules y paisas verdes se llevó a cabo en el Atanasio y acaparó la atención del FPC.

Como es costumbre y sin desentonar en el reciente historial de estos juegos, el local empezó con la clara intención de llevarse al visitante, pero sin muchas ideas la ejecución del juego para ambos se volvió pesada y el partido cortante e infructuoso. No obstante, a Nacional le bastaron unos minutos para darse cuenta que, a través del pelotazo largo podía hacerle daño a Millos, acción que repitió en varias ocasiones. Envio pelotazos a sus hombres de punta, puso en aprietos más de una vez a la zaga central de Millonarios e incluso hizo ver a Cadavid aparatoso, falto de distancia, y a De los Santos lento y mal ubicado. Así terminó el primer tiempo, sin mayores emociones a excepción del tiro en el palo que sobre el final propinó Machado llevando un susto claro a la portería de Fariñez.

El segundo tiempo no cambio mucho; un local queriéndose adueñar del juego, un azul especulando con esa necesidad y en varios pasajes teniendo buen dominio de balón por medio de Marrugo que ofreció pausa y manejo.

Ingreso Hauche por Ovelar, pero no fue trascendente a pesar que el argentino corrió cada balón. Ayron entro por Barreto y tampoco aporto mayor cosa y cuando Russo tuvo la intención de sacar a Marrugo por Macklister, Duque sufrió una molestia muscular por lo que finalmente es el relevado, pudiendo Marrugo continuar en el campo hasta el final y logrando ese maravilloso empate en el minuto 85 con pierna cambiada, derrotando al arquero Vargas y salvando una derrota que era casi un hecho gracias a la desafortunada jugada en la que Carrillo perdió la marca y dejo solo a Dayro para la anotación verde.

PARA DESTACAR

    1. Fariñez tuvo una acertada participación salvando el arco embajador en los mano a mano y estuvo atento con los pelotazos y centros.
    1. Un intermitente Millonarios logró rescatar el empate frente a un limitado Nacional que repitió siempre las mismas formulas. Por otro lado, Millonarios suma otro punto de visitante que equilibra la irregular caja de puntos, inestable desde el empate con Boyacá Chico y la derrota con el DIM.
  1. Una campaña que no da tiempo para la duda y no da espera pues esta semana se vienen dos juegos trascendentales e importantes. El paso a siguiente ronda frente al paraguayo General Díaz y el importante partido del próximo fin de semana frente al Cali que debe ser la reconciliación azul con la localía.