Se vivió uno de los juegos más esperados con el Tolima, un partido que gracias al repunte de Millos en las últimas tres fechas y debido a su incesante necesidad de puntos, tomo notoriedad especial.

Tolima tenía claro lo que debía hacer para perjudicar a Millos, comenzando una sacada al ángulo de Fariñez anula el grito de gol pijao, luego, en una gran jugada de Ovelar, el que festeja es el azul colocandose con la ventaja 1 a 0. Cabe anotar que la lesión de Ayron perjudico mucho a Millonarios y antes de que acabara la primera parte el equipo vinotinto logro el empate con un zapatazo fuera del área.

En la segunda parte, un tiro al palo de Hauche no se definió y los acercamientos de Millos no fueron certeros, el Tolima generó riesgo sobre la puerta del arquero venezolano, Millonarios lo intentaba, no jugo mal pero el futbol no es de merecimientos si no de hechos, se necesitaban los tres puntos y solo se logró uno por lo que la posición queda comprometida faltando tan solo dos fechas para la finalización del campeonato regular.

Ahora le toca ir a Neiva a jugarse el todo por todo con los opitas, ganar el clásico y esperar los resultados en otras plazas con los rivales directos.